Gar-Anat Hotel Boutique


El Hotel

En Granada, en el barrio de El Realejo, a la sombra matutina de la Alhambra, somos huéspedes del antiguo hospital de los peregrinos a Santiago en el Camino Mozárabe. Nadie diría que este edificio precioso del XVII pudiese ser testigo de tanta historia, y así, en un espacio onírico, hemos sabido de esta ruta a la ciudad del Apóstol de la que nadie nos había hablado. A Santiago desde tierra mora. Gar-Anat es antiguo nombre de Granada, y la estructura del edificio es al tiempo antigua casa noble andaluza y patio de corrala del Siglo de Oro, al que se asoman las puertas de las habitaciones. Sus estancias son un tributo al mundo de la escena, y llevan nombres de obras y personajes de Falla, García Lorca o Amin Maalouf, que hasta decoran con versos las paredes. En planta baja, un recoleto salón con chimenea, una fuente que pone rumor al espacio y un patio exquisito en el que el hotel organiza periódicamente conciertos de piano, recitales de cante o poesía y teatro de marionetas. En el sótano, con techos abovedados, el comedor de desayunos. El diseño de las habitaciones es un ejercicio de diversión, y el patio un espacio de armonía. Es fantástico coincidir con alguno de los actos culturales que organiza el hotel. Un recital de piano para unos pocos es un privilegio. De ese patio surge un árbol de acero en cuyas ramas brotan hojas que los clientes dejan con pensamientos de su estancia en Granada: “Hasta pronto, Gar-Anat”.


Accesibilidad

Señalética braille y relieve en puertas de habitaciones y baños comunes. Ascensor.  


¿Qué hacer?

 Actividades

Estamos en Granada. Ineludible, La Alhambra, de día o de noche, porque también hay recorridos nocturnos que hacen la visita aún más mágica. Si puedes escoger noche de luna llena, mejor. En la ciudad no dejes de visitar la Catedral y la Capilla Real. Ni dejes de hacer unas compras en las tiendas de La Alcaicería. Creerás estar en una medina de Marruecos.

 

 Lugares que visitar

Cita mayúscula son La Alhambra y los Jardines del Generalife. Pero a sus pies, la ciudad entera nos trae el recuerdo del gran reino taifa que fue. El barrio del Realejo, donde está el hotel, evoca la vida cotidiana de la Granada musulmana. En las tiendas de La Alcaicería creerás estar en Marruecos. El Albaycín, viejo barrio de los nazaríes. Callejuelas estrechas, casas encaladas y pequeñas plazas. La iglesia de Santa Ana, en la Plaza Nueva, con una de las fachadas mudéjares más hermosas de la ciudad. El Sacromonte es el barrio gitano, perfecto para disfrutar de una velada de flamenco. Y una visita a Sierra Nevada se impone. En verano o en invierno, cuando disfrutamos de una de las mejores estaciones de esquí españolas, con vistas a Africa.

 Libros

Cuentos de La Alhambra. Washington IRVING. Ed. Comares, 1998. 10€
Granada en sepia. César GIRÓN. Ed. Almuzara, 2005. 17€
Granada Guía Total. Anaya Touring Club, 2006. 21€
 


Gastronomía

 Productos Típicos

Piononos -dulces típicos- , Cerámica, recuerdos de La Alhambra.


Cómo llegar 


Galería