Can Lluc Boutique Hotel


El Hotel

En la isla que nunca duerme el descanso es posible en Can Lluc, un oasis de paz y naturaleza en el corazón de Ibiza. A tiro de piedra del bullicio pero a salvo de él. La antigua casa y finca de labor del abuelo de los actuales propietarios ha sufrido una transformación espectacular para llegar a ser en la actualidad un confortable hotel rural en plena naturaleza con un toque de lujo distendido. Un lugar exclusivo en el que no faltan spa y sala de reuniones. Pero la huella del pasado permanece, presente en cada rincón: los muros de piedra originales, los techos de madera, los jardines exuberantes mezclados con olivos y algarrobos centenarios, los colores del atardecer, el canto del gallo al salir el sol o la luz de las estrellas que brillan cerca, como si se pudieran tocar, ventajas de este cielo limpio de humos y luces del entorno.
A las habitaciones en el edificio principal, todas distintas y decoradas con telas en tonos claros, camas con dosel, vigas vistas de sabina y suelos de barro cocido se suman ocho modernas villas que sin perder el estilo arquitectónico del conjunto nos sorprenden con interiores minimalistas y amplios. Completan las instalaciones del hotel una zona de spa con gimnasio y salas de masajes y tratamientos.
Can Lluc se encuentra muy bien comunicado por carretera a diez minutos de la ciudad de Ibiza y de las mejores playas,  y aún más cerca de las mejores discotecas y restaurantes de moda. Que no todo es vida contemplativa en Ibiza, como Usted sabe bien.


Accesibilidad

Can Lluc es un hotel apto para discapacitados físicos, dispone de una habitación completamente adaptada y todas las zonas comunes son accesibles, incluida la piscina, que cuenta con grúa para clientes que la requieran. Además cuenta con señalética en braille y altorrelieve en habitación adaptada y en diversos puntos del hotel.


¿Qué hacer?

 Actividades
En el hotel disponemos de Spa, piscina, jacuzzi, masajes, zona chill-out. Desde él podemos concertar bicicleta de montaña, senderismo y equitación o hacer golf, así como deportes náuticos y actividades subacuáticas.
 Lugares que visitar
El hotel está casi tan cerca de Sant Antoni como de Eivissa. Podremos elegir playa fácilmente al no tratarse de grandes distancias. La visita de la ciudad de Ibiza es obligada (casco histórico, catedral, puerto, zona de shopping, etc) y otras localidades como Sant Josep de sa Talaia (poblado fenicio, Patrimonio de la Humanidad) o el pueblo de Sant Joan, con su exuberante naturaleza virgen. Por la noche Ibiza se transforma, los mejores DJ y discotecas del mundo se concentran aquí. (Distancias aproximadas  de Can Lluc a las principales discotecas: Amnesia a 4 km, Privilege a  3 km, Es Paradís a 7 km, Pachá a 7 km, Lío a 7 km, KM5 a 12 km, Ushuaia a  10 km).
 Libros
- Ibiza y Formentera. Guía Viva. Anaya Touring Club. Antonio Vela Lozano. 2011. 13€ - Ibiza y Formentera. Aeroguías mini. Geoplaneta 2000. 12€.


Gastronomía

 Cocina
Ibicenca, cenas o comidas, es un placer saborear una carta basada en productos de la propia finca ó de los huertos vecinos, de los que se abastece para ofrecer a sus huéspedes siempre lo mejor del campo ibicenco. El desayuno se convierte en un ágape de productos naturales y preparados con mimo.
 Productos Típicos
Cerámica (piezas de inspiración púnica). Gastronomía: excelentes restaurantes con pescados y mariscos frescos de la zona. Moda típica ibicenca -moda Adlib-. Según las épocas del año, mercadillos hippies de artesanía en toda la isla: Las Dalias, Punta Arabí, Ibiza Puerto, etc.


Cómo llegar 


Galería